¿Cuales son los juguetes que no quedan en el baúl del olvido? Introducción sobre piezas sueltas o juguetes abiertos

Después de una riquísima visita de Erika Castro de Pausa (ojala la puedan seguir en FBK y IG @pausaedu), nos explicó de manera clara porque a veces algunos juguetes quedan en el olvido unas semanas después de abiertos. 

Pero antes de darles la explicación es importante introducir un tema que es el de piezas sueltas, juguetes abiertos, partes sueltas ó sin fin específico. ¿Qué es esto? Es un objeto simple que no trae instrucciones como una caja. Algo que no tiene un fin específico.  Se encuentran en todo lado, en la naturaleza, en las ferreterías y son objetos simples. 

En Bamobam tenemos algunos que se pueden comprar y pueden verlos en este link 

Un buenísimo ejemplo de estos es el Arcoíris Waldorf de Grimms, el adulto lo ve como un arcoíris el niño se encarga de convertirlo en mil cosas, hacer pistas o ir brincando al lado, lo usan para balancear… no hay limite puede ser muchas cosas. Grimms es una marca muy famosa de estos juguetes. 

 

 

Grapat es una marca española dedicada al tema del juego libre. Nació de unos padres que veían que sus hijos perdían el interés muy rápido de los juguetes que tenían.  

 

¿Por qué es importante? Estamos acostumbrados a los juguetes acabados que tienen un fin específico con instrucciones ejemplo unas frutas de plástico o un bingo. De los juguetes acabados hay muchos muy valiosos como el juego de memoria y un bingo; pero hay otros que no son necesarios. No es necesario darle tan acabado el juguete al niño. Cuando les damos piezas sueltas los ayudamos a:

  1. Darles libertad. No estamos constantemente dándole direcciones de cómo hacerlo o no.
  2. El niños se siente competente y ayuda a su autoimagen, porque la idea que tiene el mismo la puede realizar.
  3. Potencia la creatividad. A veces por dirigir tanto el juego pierden la creatividad.
  4. Resolver problemas.
  5. Tomar riesgos.

 

Promueve habilidades que otros juguetes no dan esta oportunidad.

 

Ayudan al medio ambiente; ¿por qué?La mayoría son hechos con materiales nobles. Normalmente los juguetes “ordinarios” están dirigidos para ciertas edades, así que si le doy un juguete a un niño que es de un año con el tiempo ya no va a ser atraído por este y lo desechamos.

Con piezas sueltas el niño va transformando la manera en que lo usa.

 

Tenemos que ser conscientes de que es lo que entra en nuestra casa porque de alguna manera va a salir.

 

¿Para que edades son?¿Desde cuando se recomiendan? Se recomiendan desde bebés, los deja experimentar de manera libre.

 

Menos es más.Creemos que los niños necesitan más porque es un bombardeo pero tenemos que cuestionarnos si esto es cierto o no, que es lo que realmente necesita el niño ya que:

 

  • Mantienen capacidad de asombro.
  • Fomenta creatividad
  • Se buscan mas soluciones
  • Cuando hay muchos juguetes, brincan de juguete en juguete sin realmente concentrarse o poner atención al que están utilizando.

 

Momento de asombro de los juguetes acabados o “ordinarios”.Cuando regalamos juguetes acabados existe un momento de asombro apenas los damos porque tienen luces, música… pero al ratito lo dejan de usar y termina guardado. Sin embargo las piezas sueltas cuando se regalan puede ser que no causen el mismo asombro pero con el tiempo genera sentimientos y cariño hacia estos juguetes porque se le permite al niño ser el guionistas, actor principal y quien dirige el juego. Le encuentran infinidad de usos.

Así que los juguetes acabados probablemente son los que terminan en el baúl del olvido. 

 

 

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados